Almogía – Cerro Santi Petri

Es una ruta con algunos tramos de subida duros. Parte del casco urbano de Almogía, discurre por caminos y senderos pasando por zonas de cultivo de olivo, bosques de pino, áreas de ribera, pero sobre todo está plagado de lomas repletas de almendros, lo que hace a este sendero muy recomendable en la época de floración de este árbol (entre febrero y marzo).

La ruta: Paso a paso

  • A una media hora de la capital malagueña, desde el casco urbano de la localidad de Almogía parte esta floreada ruta.
  • Nos dirigiremos hacia el cuartel de la Guardia Civil para enfilar el camino que nos alejará del pueblo. Bajaremos una pendiente que nos llevará hasta el arroyo Cupiana, junto a las últimas urbanizaciones.
  • Desde este punto comienzan las primeras cuestas hacia nuestro objetivo. Transitamos en medio de olivares, a lo lejos se divisan ya las colinas colmadas de almendros. Ahora tomaremos como referencia una antigua casa abandonada junto a un arroyo que tenemos que cruzar, y frente a ella, una gran mole de roca caliza que bien merece una foto desde aquí.
  • Seguimos subiendo por un cerro rodeado de coscojas, lentiscos, matagallos…, Casi al final de la subida vamos a ver una gran encina solitaria, con un poco más de esfuerzo culminamos la subida hasta llegar a una pista, ahora ancha, que nos guía hasta la desviación hacia la última parte del camino; un duro repecho de unos 400 metros que nos lleva a la cima del cerro Santi Petri. Pero se lleva bien, ya que estaremos muy entretenidos en cada pausa observando y tratando de identificar las distintas sierras, enclaves naturales y poblaciones que se ven a nuestro alrededor.
  • Tras sudar la camiseta en este último tramo, estaríamos en la cima del cerro Santi Petri. 360 grados de vistas y un pequeño llano, idóneo para descansar y reponer fuerzas con unas buenas viandas.

Longitud :

7 kilómetros (solo ida)

Dificultad :

Media

Punto más elevado :

792 metros sobre el nivel del mar

Punto más bajo :

328 metros sobre el nivel del mar

Tipo de ruta :

Lineal

¿Por qué te va a gustar?

Amén de la espectacularidad de la floración de los almendros, esta ruta tiene otros muchos atractivos, no solo paisajísticos. Es un enclave destacado para los amantes de las aves. Aquí podemos tener la suerte de ver a la portentosa y escasa águila perdicera. Algunas de las colinas cercanas están coronadas por formaciones rocosas y matorral mediterráneo, hábitat del Rey de la noche, la rapaz nocturna más grande de Europa, el búho real. Perdices correteando por los olivares, la maltratada por los cazadores paloma torcaz, escribanos, pinzones y una larga lista de especies. Otro aliciente para animar a realizar esta ruta son las vistas. Al no estar muy alejado del mar, podemos llegar a ver, sobre todo en días sin neblinas, una gran parte de la Costa del Sol, y a nuestras espaldas quedan los Valles del Guadalhorce y Guadalteba, el Chorro y la cara sur del singular Torcal de Antequera.

A tener en cuenta ...

No es una senda recomendada para los intensos días de calor del verano, son zonas muy áridas en esta época del año y se está bastante expuesto al sol. Algún cruce de camino en la ruta es algo confuso, hay que estar atento a las bifurcaciones. “Ojo perdiz” a las flechas rojas de las indicaciones.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

2 comentarios en «Almogía – Cerro Santi Petri»

  1. Una ruta muy completa: aves, almendros en flor, tramos exigentes (me gustan las subidas empinadas) y vistas estupendas de montaña y mar. Me habéis convencido. Me lo apunto para la próxima visita a tierras malagueñas.

    Responder

Deja un comentario

X