Lechetrezna

(Euphorbia)

¿Cómo es?

La comúnmente llamada lechetrezna, debido al color blanco de su sabia, es una planta muy abundante que crece casi en cualquier lugar.
Es una hierba anual de unos 40 centímetros de alto, de color verde intenso e inflorescencias en forma de umbela de color verde y amarillo.

Existen muchas variedades de euphorbias y a veces no son muy parecidas entre ellas.

Mucho cuidado con esta planta, es tóxica, la sabia lechosa de esta planta contiene sustancias que pueden provocar enrojecimiento de la piel y ampollas, se han llegado a dar casos de intoxicación mortal por la ingesta de este látex. Se recomienda no manipularlas, en cuanto las cortamos, es fácil que nos salpique la sabia.

Son rechazadas por los animales por lo que no se ven afectadas por el pastoreo. Su toxicidad no desaparece con el secado de la planta, produciéndose envenenamientos de ganado al consumir forraje empacado que contenía lechetrezna. Aun así, ha sido utilizada por el hombre para múltiples usos populares.

Mata de lechetrezna en primavera. / Foto Ricardo Pastor
Se utilizaba para curar las heridas a los perros heridos por los jabalíes en las cacerías

¿Dónde crece?

Es una planta no muy exigente con el suelo, aparece tanto en lugares humanizados; cunetas, zonas baldías, escombreras. En Málaga capital, cuando paremos en un semáforo, si nos fijarnos en las zonas con vegetación cercanas al asfalto, crece en corrillos abundantes con verdor muy vivo. Pero también la encontramos en interiores de bosques en matas separadas entre sí.

Se puede encontrar en medio de bosques, cunetas, zonas baldías, riberas o cultivos. Muy bien adaptadas a cualquier suelo y altura, desde el nivel del mar, hasta alturas de más de 2000 metros, por ejemplo, en Sierra Nevada o Sierra de las Nieves. En los Montes de Málaga, el Chorro y otras muchas sierras malagueñas también crece la lechetrezna.

Lechetrezna. / Foto Ricardo Pastor
Su látex se ha utilizado siempre para curar verrugas y durezas en la piel

Usos y Curiosidades

Quizás el más extendido ha sido el de remedio natural para curar verrugas y durezas. Cortando una pequeña rama de la planta, con cuidado ya que puede salpicarnos, se aplica una gota sobre la verruga y se deja secar, no extender al resto de la piel ya que puede producir irritación. Este remedio natural puede sustituirse por el látex de la higuera, mucho menos agresivo.

En la Mancha se usaba para la fabricación de queso, ya que su sabia tiene la propiedad de cuajar la leche. También ha sido utilizado como purgante, introduciendo una gota del látex dentro de un higo, nunca ingerir directamente. Otros usos populares son curar las heridas, por sus supuestas propiedades cicatrizantes, de los perros atacados por los jabalíes en las cacerías. Como calmante de dolor de muelas se vertía una gota sobre la caries. Fue protagonista de bromas en los pueblos. A los jóvenes adolescentes se les engañaba diciendo que, untándose la leche de esta planta sobre el miembro viril, lo aumentaba considerablemente. Y sí lo hacía, pero produciendo una inflamación muy dolorosa que ha llegado a necesitar, en algunos casos, la intervención médica. Otra broma-escarmiento era el impregnar con látex los frutos cercanos a las lindes de fincas, una tentación que algunos no dejamos de hacer, con fatales consecuencias.

Debido a su fuerte toxicidad, no se recomienda el uso de esta planta sin los conocimientos mínimos de su utilización y peligros.

Látex tóxico de la lechetrezna. / Foto Ricardo Pastor
Por su toxicidad son rechazadas por los animales, por lo que no tienen problema en reproducirse en zonas de pastoreo
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

  • Hierba anual.
  • Altura, hasta los 50 cm
  • Hojas alternas de color verde.
  • allos rectos y robustos que a veces rojean.
  • Flores pequeñas de color verde claro.
X