Camaleón común

CHAMAELEO CHAMAELEON

¿Dónde se deja ver?

Muy atrevido decir donde se deja ver, porque se deja ver muy poco debido a su perfecta mimetización con el medio donde habita. Si tienes la suerte de ver uno, puedes darte por afortunado. Si quieres probar suerte, no basta con mirar, tienes que ir “chequeando” las ramas lentamente y rezar que se nos cruce uno en la mirada. Si nos atrevemos a buscarlos, aconsejo alejarte un poco del árbol, retama o arbusto, y con unos prismáticos, ir recorriendo atentamente todo el enramado. En Málaga, como en otras provincias costeras andaluzas, tenemos la suerte de contar con un buen número de este “pequeño dinosaurio” amenazado. Vive sobre todo en las franjas litorales, zonas de dunas con vegetación, en bosques de pinares cerca de la costa. Ocupa buena parte del litoral sur de la península y el Algarve portugués. Permanece todo el día subido a lentiscos, pequeños pinos, retamas, tarajes o incluso lo he llegado a ver en una planta de ricino. También nos lo podemos encontrar en nuestro huerto, o incluso en jardines tranquilos cercanos a la costa. Zonas de cultivo de secano como algarrobos o almendros son otras posibles localizaciones de este asombroso reptil.

Se cree que fue introducido por el humano en la península, traído como mascota desde oriente por su llamativo aspecto y su capacidad de cambiar de color

¿Cómo vive?

Existen muchas especies de camaleón en el mundo y solo uno en la península, el camaleón común. Es un ser solitario y muy agresivo con su territorio, se producen riñas cuando otro invade su región. Pasa la mayor parte del día subido a las ramas esperando pacientemente que algún insecto se pose en el radio de actuación de su viscosa y larga lengua. Y como no, su peculiar cambio de color según el entorno. Te puedo asegurar que lo puedes tener delante de tus narices y no verlo. Si tienes la suerte de encontrarlo sobre un verde lentisco al sol, te sorprenderá el verde tan vivo que adquiere el sauro. Se mueve con una lentitud pasmosa aferrándose a las pequeñas ramas con sus manos en forma de tenazas. Muy curioso verle desplazándose por un arbusto, se estira, no llega a la rama y prueba con otra, se tambalea, mueve sus ojos saltones cada uno de forma autónoma, también utiliza la cola como apoyo. A veces yerra un movimiento y cae como una patata al suelo. Toda una exhibición. Poseen una buena ristra de pequeños dientes bien afilados y si cometemos el error de cogerlo con las manos, nos podemos llevar un mordisco con rasguño. También notaremos, si le molestamos, que cambiará a colores negruzcos. Es mejor dejarlos tranquilos, total, no van a salir corriendo. Podemos disfrutar un rato largo hasta que lentamente se vaya alejando de nuestra presencia. Después de un lento día, bajan de sus lugares de caza al atardecer y se esconden en su guarida. Cuidado con nuestros pasos cuando andemos por caminos en el ocaso. Son omnívoros, pueden comer plantas y animales (insectos). Su reproducción es ovípara, la hembra fecunda los huevos en su interior. Los enemigos del camaleón son sobre todo las culebras, la bastarda o la culebra de herradura son sus máximos depredadores, también pequeñas rapaces como el cernícalo o algún aguilucho.

No solo cambia de color por su entorno para mimetizarse, también puede reflejar su estado anímico o el sexo

¿Dónde se encuentra?

Málaga cuenta con la población más antigua de la península. En muchos reductos “vírgenes” de la costa todavía sobrevive. En toda la Desembocadura del Guadalhorce, la zona de Arraijanal (muy perseguida para acabar con ella), reductos alejados en playas de Torremolinos, y en general todas las zonas de costa con espacios propicios para su reproducción. Es llamativo también haberlos encontrado en zonas altas de la Axarquía, a unos 800 metros, concretamente cerca de la aldea de Corumbela. ¡Mucha suerte en vuestra búsqueda!

El nombre camaleón significa “león de tierra”
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

  • Tamaño: Mide entre los 20 y los 30 centímetros.
  • Identificación: Fácil de identificar, que no de ver. Como un dinosaurio en pequeño, cabeza grande, ojos saltones y cola.
  • Cuerpo ancho en vertical, con dedos en forma de pinza y cola retráctil.
  • Color variado dependiendo del ambiente y el estado de ánimo.
X