El Castillo de Zalia, la fortaleza malagueña que está vinculada a Ulises

Actualmente, apenas quedan en pie dos torres y algunos restos de murallas, de los distintos cinturones que tenía, aunque es posible observar las grandes dimensiones que llego a tener esta fortaleza, que está situada frente al casco urbano de Alcaucín.

Javier Almellones

En el término municipal de Alcaucín, encontramos los restos de una antigua fortaleza de cimientos fenicios, conocida como Zalia o Salia. En algunos escritos se preguntan si este recinto perteneció a la antigua Odyscia, uno de los enclaves donde transcurren las aventuras de Ulises, uno de los personajes mitológicos más importantes de la Grecia Clásica. Lo que sí es real es que fue tomado por los Reyes Católicos en 1485 y que, tras la rebelión morisca de 1569, fue utilizado como una importante prisión.

Actualmente, apenas quedan en pie dos torres y algunos restos de murallas, de los distintos cinturones que tenía, aunque es posible observar las grandes dimensiones que llego a tener esta fortaleza, que está situada frente al casco urbano de Alcaucín.

La existencia de esta fortaleza ha dado lugar a numerosas leyendas. Una de ellas es la que alude a la ira de un obispo de Málaga. Una leyenda cristiana cuenta que un obispo de Málaga, llamado Salia Patricio, viajó hasta allí para convertir a sus gentes. Al no lograrlo, castigó con poder divino a sus habitantes. Hizo que se abriera el suelo y salieran serpientes que hicieron huir a todos los que vivían allí provocando su despoblamiento.

La tradición oral también dice que el castillo debe su nombre la reina Zalia, conocida por su belleza, quien bajaba diariamente a un río cercano para bañarse en las noches de luna llena. En una de esa ocasiones se acercó hasta allí un joven nazarí para observarla. Fue sorprendido por un guardia y conducido hasta prisión hasta el final de sus días por tal atrevimiento.
También se dice que cerca del castillo había una laguna, donde cayó un burro cargado de monedas de oro. Éste desapareció con toda su mercancía sin que nadie pudiera rescatarlo ni a él ni a su cargamento.

Pero, más allá de las leyendas, merece la pena visitar esta fortaleza también por las excelentes vistas que tiene de buena parte de la Axarquía. Por una parte, se atisba el azul del Mediterráneo que baña la costa axárquica. Y, por otro, los elementos más destacados de la comarca, como son el pantano de La Viñuela o el pico de La Maroma, la cúspide de Sierra Tejeda. También se ven varias poblaciones, como Los Romanes, Periana o Comares, entre otras.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

1 comentario en «El Castillo de Zalia, la fortaleza malagueña que está vinculada a Ulises»

Deja un comentario

X