El Canuto de la Utrera, el karst más meridional de Europa

El Canuto de la Utrera es un importante conjunto kárstico, el más meridional de Europa, situado en la sierra del mismo nombre. Este paraje está ubicado en el municipio de Casares, al oeste de la provincia de Málaga.

Javier Almellones

El Canuto de la Utrera es un importante conjunto kárstico, el más meridional de Europa, situado en la sierra del mismo nombre. Este paraje está ubicado en el municipio de Casares, al oeste de la provincia de Málaga.

Para llegar hasta allí hay que tomar la A-377 que une los términos de Manilva y Gaucín. A la altura del kilómetro 8, nos desviamos por un carril que sale a la derecha. A escasos metros de la salida, podemos dejar el coche junto a un cartel explicativo de la zona. Este paraje se denomina “Los Llanos”. Estamos a los pies de la Sierra de Utrera.

Por su belleza paisajística (similar al Torcal de Antequera), su alto valor medioambiental y por la gran cantidad de restos y yacimientos arqueológicos que se han hallado en este “pequeño torcal”, el Canuto de la Utrera, debe protegerse de las amenazas ambientales que sufre, sobre todo la explotación de canteras a su alrededor. La Plataforma Ciudadana para la Protección de la Sierra de Utrera promueve la declaración de este importante paraje como Bien de Interés Cultural, con la categoría de “Zona Patrimonial”. Próximamente por parte de la Junta de Andalucía se espera que sea declarado el Canuto de la Utrera como “Monumento Natural”.

La ruta transcurre encajonada entre grandes paredes calizas no tiene una gran dificultad por lo que es apta para todos los públicos. A un escaso kilómetro del comienzo, vamos a tener que cruzar una verja para el paso de ganado, que dejaremos perfectamente cerrada una vez cruzada. La ida es prácticamente de bajada y zonas llanas. Nos encontraremos al principio, con algunas casas de labranza y zonas de huerta. Una vez metidos en el canuto, la vegetación predominante es de pino carrasco, adelfas, algarrobos, sabinas y algún palmito en las laderas del camino. La duración de la ruta es de unas tres, entre ida y vuelta. Se puede ver como en épocas de lluvia los arroyos han dejado su rastro por el valle. También a mitad de camino hay una gran alberca seca en un gran llano.

El final del Canuto de la Utrera desemboca en el río Manilva. Encontramos varias edificaciones al lado del río. Continuamos por un carril que sube hacia la izquierda que nos conduce a los Baños de la Hedionda. Un curioso y singular rincón donde, en los meses menos fríos del año, nos podemos dar unos medicinales baños, ya que sus aguas son sulfurosas.
En cuanto a la fauna que habita en estas sierras, es fácil ver sobrevolando las paredes del canuto, a buitres leonados, cabra montes, águila calzada, alimoches que hacen escala antes de cruzar el estrecho de Gibraltar o el gato montés.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

X