La escarpada orografía de la provincia de Málaga, una de las más montañosas de la Península Ibérica, nos permite combinar zonas de costa y playa con atractivas elevaciones montañas. Es el caso de la Sierra de Mijas, el balcón de la Costa del Sol, que se levanta a escasos cinco kilómetros de distancia del litoral malagueño.

Por la ciudad de Málaga han pasado, a lo largo de su historia, numerosas civilizaciones que han dejado de una forma u otra su legado. Desde los primeros vestigios de los fenicios hasta el siglo XXI, se sugiere un apasionante recorrido por civilizaciones y tendencias artísticas. De esta forma, se puede hacer una ruta cronológica por Málaga.

Rutas e itinerarios existen centenares en la provincia de Málaga, pero en enclaves como el Parque Natural de la Sierra de las Nieves se concentran algunos de los recorridos más interesantes.

Situado en la comarca de la Axarquía, Benagalbón guarda en su interior la esencia de los pueblos andalusíes. Basta dar un paseo por sus calles para comprender la conexión con el antiguo Al-Ándalus.

Antequera, por su parte, cuenta en su casco urbano con una treintena de edificios religiosos, entre iglesias y conventos, que delatan la importancia de la ciudad entre los siglos XVI y XVIII.

Acostada sobre un cerro en la sierra del Hacho se encuentra la villa de Álora, uno de los pueblos con más historia de la provincia de Málaga.

El Cementerio Inglés, situado en el corazón de la ciudad de Málaga (avenida de Príes, 1), es el lugar de descanso eterno de muchas personalidades de las comunidades inglesa, española, y de otras nacionalidades, establecidas o de paso por Andalucía y, particularmente, de la Costa del Sol.

X